<$BlogRSDUrl$>

martes, febrero 14

Cajas 

Caos total y absoluto.

Ya tengo apartamento, ya llego mi mudanza, pero aun no tengo tiempo para nada. Todo esta hecho un desastre, apenas puedo andar entre las cajas que inundan mi casa. Esto es un caos.




(22) comments

viernes, febrero 10

schock 

Estoy en pleno schock cultural.

A veces me alegro de haber vuelto. Cuando me como una ración de morcilla con piñones y pasas, cuando como donus de chocolate gratis en el trabajo, cuando entiendo las conversaciones perdidas en el metro, cuando puedo leer todos los libros, todas las revistas, todos los periódicos de las estanterías de las librerías. Otras veces odio este país de mierda en el que tengo que esquivar las mierdas de perro en la calle o tirar los huesos de las aceitunas al suelo del bar y luego pisar esa suelo sucio y pegajoso, o donde la gente grita para llamarse por su nombre de pila o se dan besos y se tocan aunque se vean todos los días o se salta los semáforos siempre en rojo o viste como en un revival de los sesenta pero sin el toque kich de pretenderlo.

Otras me recuerdo a mi mismo que no es cuestión de gustos, que tenia que volver, que lo que tienes que hacer de todas todas cuanto antes mejor. Que me siento mejor aquí aunque me gusten menos cosas.

(14) comments

Intenso 

El último mes ha sido muy intenso. Hace cuarenta días que firmé un contrato y en ese tiempo me he mudado de país, he vendido mis cosas, he comprado un coche, he conducido 2000 kilómetros hasta España, he empezado en un nuevo trabajo y alquilado una casa. Mañana llegará mi mudanza y me instalaré "definitivamente aquí". Todo ha pasado tan rápido y a la vez todo ha sido tan lento. Me han ocurrido cosas extrañas, esas que son coincidencias increíbles o que te cuentan y no te crees y luego te pasan como la cosa mas normal del mundo.

Recuerdo haber discutido hace 20 días con el médico que tenía que autorizar mi traslado mediante un chequeo rutinario porque quería vacunarme de difteria para ir a España, recuerdo haber tenido que firmar un papel exonerándole en caso de que enfermase. Pero si yo creo que esa enfermedad hasta esta extinguida y el muy pesado no me autorizaba a irme sin la vacuna que tardaba una semana. Recuerdo haber discutido con el mecánico que me cambiaba las ruedas del coche porque no quería ponerme las de verano. Había habido una nevada y fue el día de más hielo en la carretera y el tipo me dijo que no, que era ilegal ir con ruedas de verano y no me las ponía, ni siquiera bajo mi responsabilidad...

Recuerdo haber tenido que peregrinar por toda mi empresa devolviendo tarjetas de seguridad, móviles, papeles, tarjetas de acceso, consiguiendo firmas peregrinas y miles de estampitas que certifican que no voy a robar ninguna propiedad intelectual. Recuerdo haberme tumbado desnudo sobre la moqueta de un hotel de carretera, una experiencia que todo el mundo debería hacer alguna vez. Sentir el áspero dulzor de la alfombra sobre las nalgas y la espalda. Recuerdo haber sangrado por las mañanas mirándome al espejo en cuartos de baño desvencijados de moteles anónimos. Y dejar la toalla hecha un asco y preguntarme ¿qué pensara la chica de la limpieza cuando vea esto?, ¿creerá que he hecho algo terrible?

(4) comments

This page is powered by Blogger. Isn't yours?